¿Quieres saber Cómo convertir tu bicicleta en una Bici eléctrica?

Habrás visto que cada vez son más los bikers que deciden tener una bici eléctrica y no todos deciden comprarse una nueva.

Por suerte tenemos la opción de no comprar una bicicleta, sino transformar la que ya tenemos en una eléctrica.

Tanto para el uso urbano como para tener una verdadera mtb con motor eléctrico de la forma más barata comprando el kit de conversión bicicleta eléctrica.

Te mostramos en esta mega guía todo sobre la conversión de bicicletas en unas auténticas bicis eléctricas, de la forma más rápida y sencilla que vas a encontrar,  y sin olvidarnos ningún componente de montaje por el camino.  

¿Qué es una bici eléctrica?  ¿Por qué es una buena idea poner un kit eléctrico a mi bicicleta?  

Una bicicleta eléctrica o también conocida como e-bike se trata de una bicicleta con pedaleo asistido gracias a un motor eléctrico que no ha de sobrepasar los 250W y donde la velocidad máxima es de 25 Km/h.  Cuando se alcanza dicha velocidad el motor se apaga.

Se está convirtiendo en un medio de transporte muy utilizado tanto para ir a trabajar como para realizar rutas de montaña con desniveles pronunciados.

Si quieres ir a trabajar de una forma rápida, económica, evitando las largas caravanas de coche y sobretodo no llegar cansado o cansada es una de las mejores opciones.

Si te gusta hacer rutas por la montaña y quieres una ayuda para subir esas pronunciadas subidas no lo dudes e invierte en un kit para convertir tu bici en una eléctrica.

Y si ya tienes una bicicleta de montaña y no quieres invertir en otra bicicleta por economía, por falta de espacio, no te preocupes hay una opción económica que te permite utilizar tu bicicleta de montaña y sin necesidad de ocupar más espacio en tu casa.

Esta opción es convertir tu bicicleta de montaña en una e-bike y a continuación te damos la información para que puedas hacerlo.

¿Qué piezas se necesitan para convertir tu bici en una eléctrica?

material para convertir una bici en eléctrica

Motor de bicicleta eléctrica


El sistema de motor eléctrico son las piernas de tu bici y  se puede montar tanto en el buje de la rueda delantera o trasera como en el eje de pedalier o también conocido como motor central.

rueda con el motor electrico incluido
Motor para una bici eléctrica

La mayoría de motores tienen una potencia nominal de 250 W. 

¿Qué es mejor poner el motor en el buje de la rueda o en el eje pedalier?

No hay una opción mejor que otra, simplemente depende del uso que se la va a dar a la bici.

Es decir, si utilizas la bici para realizar largas rutas de montaña con pendientes muy pronunciadas donde se requiere una gran fuerza, el motor central es la opción más recomendable ya que al estar situado en el centro del chasis e integrado en la parte inferior, proporciona una mayor potencia que se distribuye en la rueda trasera.

Otro de los factores a tener en cuenta si pedaleamos por terrenos con grandes desniveles es la eficiencia del motor.

En este caso el motor central da una mayor eficiencia ya que aprovechan mejor la relación de marchas mecánicas, se calientan menos puesto que giran a menos revoluciones. Uno de los inconvenientes de éste motor es el precio.

En cambio, si utilizas la bici para ir por la ciudad o para hacer salidas donde las pendientes no son muy pronunciadas una de las opciones más acertadas es poner un motor en el buje de las ruedas.

Este tipo de motor es más económico, más sencillo de montar y el que puedes encontrar más fácilmente en los kits presentes en el mercado para convertir tu bici en una ebike.

Ante la duda si ponemos el motor en la rueda delantera o trasera.

Al ponerlo en la rueda delantera se reparte mejor los pesos cuando la batería está acoplada en el transportín. 

En cambio al instalarlo en la rueda trasera ganas maniobrabilidad y agarre ante una conducción agresiva siendo por tanto esta opción la más habitual por los beneficios que aporta.

Batería para montar una bici eléctrica


La batería es el corazón de la bicicleta por tanto es el elemento principal y más delicado

Bateria bici electrica

Los expertos aconsejan las baterías de tipo Li-ion la cual no tiene efecto memoria y posee mayor cantidad de ciclos de recarga todo ello con un peso 4 veces menor que las baterías de plomo.

​Actualmente y cada vez más se utilizan las baterías de Litio Fosfato de Hierro (LiFPO4)  tiene el mismo funcionamiento que  las baterías de Li-ion con la ventaja que poseen más ciclos de recarga pero son un poco más pesadas.

Tres factores importantes a tener en cuenta para elegir una batería u otra:

Autonomía de la batería 

Que no te tomen el pelo con la autonomía  de una batería ya que hay muchos fabricantes que aportan resultados poco reales.

¿Cómo puedo calcular la autonomía de la batería de la bicicleta eléctrica sin que me engañen? 

La autonomía de una batería por si sola, es decir sin pedalear, se puede calcular fácilmente multiplicando 3 características que son: los voltios (V) , los amperios (ah) , la velocidad máxima (que por normativa europea no puede exceder de los 25 km/h) y dividiendo por  la potencia del motor (W).

Por ejemplo una batería muy vendida es la de 24V -8ah con una  potencia de motor de 250 W.

Si multiplicamos los:

(24v x 8ah x 25km/h )  y esto lo dividimos por 250 w nos da una autonomía de 19 Km.

Por tanto, con esta batería podríamos recorrer 19 Km sin pedalear y por un terreno sin subidas pronunciadas ya que es totalmente contraproducente para la batería abordar una subida sin pedalear.


Además la autonomía también se ve influenciada por la edad de la batería ya que cuanto más vieja es la batería menos “electricidad” podrá almacenar disminuyendo su autonomía.

Vida útil de la batería de bici

Las baterías se desgastan con el paso del tiempo y con el número de cargas/descargas que han sufrido.

Con el paso del tiempo las baterías almacenan menos “electricidad” y esto lo puedes detectar cuando la batería se cargue muy rápidamente. En este punto debes saber que tu batería tendrá menos autonomía y siento decirte que pronto te tocará cambiar la batería.

Para darte un dato de referencia una batería se cambia cada dos años. No obstante, este dato puede variar en función del uso que se le dé a la ebike y el mantenimiento y cuidados que se tenga de la batería.

Cuidados a tener en cuenta:

  • No dejar la batería al sol ni cargarla en las horas centrales del día ya que este dispositivo sufre daños irreversibles cuando la temperatura está por encima de los  30ªC.
  • Los dos tipos de baterías de litio comentados anteriormente no tienen efecto memoria y por lo tanto no hace falta descargarlas al completo para poder  cargarlas de nuevo. Tampoco necesitan cargas del 100%  al principio de su vida útil.
  • El voltaje óptimo al que debes cargar una batería de 36 V es de 39,2 V, de 50,96 V en baterías de 48 V y de 27,44 V. en las de 24 V. Si no tienes manera de medirlo, cárgala hasta el 60%. Esto no quita para que la puedas cargar a tope cuando, eventualmente, necesites autonomía extra.
  • El momento óptimo para volver a cargar la batería es cuando has consumido el 50% de su capacidad total. Es decir, si la cargaste al 60%, vuelve a hacerlo cuando el nivel llegue al 10%.
  • Evita hacerlo, pero si necesitas guardar la batería durante un período de tiempo prolongadohazlo en un lugar fresco y seco cargada al 40%.

Precio de una batería

Las baterías de las bicicletas eléctricas, aunque su coste pueda parecer alto, en comparación con otras baterías (portátil, móviles etc) que se venden en el mercado, son bastante baratas. 

Una batería de litio - ion de una e-bike puede costar 130€ mientras que una de un portátil se vende a más del doble. 

Controlador


Si la batería es el corazón de la bici, el controlador es el cerebro. Se trata de una caja del tamaño de un paquete de cigarrillos donde se encuentra toda la electrónica para que el motor funcione correctamente.

A esta caja van conectados todos los cables y no tiene una posición fija sino que se puede situar tanto en el cuadro, en el transportín o incluso en una bolsa debajo del sillín etc. Eso sí hay que sujetarlo muy bien por ejemplo con bridas al cuadro.

Acelerador


Es una pieza opcional pero que para muchos ciclistas es muy atractiva ya que te permite tener un mayor control sobre la tracción.

Otros usuarios consideran que es innecesario ya que con los nuevos ordenadores abordo donde te permiten seleccionar la potencia ya tienes suficiente control.

Hay de dos tipos:

1. Los de gatillo se instalan junto a la empuñadora, se trata de un botón.

2. Los de puño o medio puño integrados en la empuñadora, el sistema para acelerar es parecido al de una moto. 

Si finalmente eliges añadir este componente a tu bici recuerda que no es conveniente abusar de este acelerador para pasar de 0 a 100 sin pedalear,  ya que la batería se verá castigada perdiendo eficiencia a lo largo de su vida útil.

Display u ordenador de abordo y botonera


Es el chivato de la bici, es la pieza que te informa sobre la velocidad alcanzada, los kilómetros recorridos, la potencia, la carga de la batería y los más nuevos incluyen la función gps

La función de la botonera es regular la potencia de tu motor para que te ayude en mayor o menor medida. La botonera puede ir integrada en el ordenador de abordo o externa.  En el caso de ser externa se suele poner junto a la maneta para que sea fácilmente accionable.

​​Sensor de pedaleo


Componente que se instala en el eje de los pedales y que tiene como objetivo activar el motor cuando los pedales están en movimiento.

Hay dos tipos de sensores:  los sensores de movimientos y los sensores de torque

 Los sensores de movimiento o también conocido como sensor de velocidad o de cadencia, detecta el movimiento en el eje del pedalier.

Está formado por un disco magnético montado en el eje de pedalier y un captor fijo situado en el cuadro de la bici.

El disco magnético constituido por una docena de pequeños  imanes gira con el eje y el captor que está separado de éste por unos centímetros capta los impulsos creados por dichos imanes y manda la orden al controlador (cerebro de la bicicleta) para poner en marcha el motor.

Los sensores de torque dan la orden para poner en marcha el motor y se efectúa a través de la presión que ejercemos con el pié sobre el pedal.

Este sensor lo podemos instalar en varios puntos del sistema, puesto que la misma fuerza ejercida por la presión sobre el pedal, se transmite al eje del pedalier, a la cadena y al buje de la rueda.

Sensor de torque bici electrica

¿Qué tipo de sensor es el mejor para instalar en una bici?


Como siempre decimos no hay nada mejor,  sino que dependiendo del uso que le quieras dar a tu bici y de tu presupuesto uno se adecuará más que otro.

Principales diferencias:

Sensor de movimiento

  • Mide la de tu rapidez de pedaleo 
  • Muy recomendable ponerle acelerador
  • Es más económico

Sensor de torque

  • Tiene en cuenta el esfuerzo del pedaleo
  • No hace falta la pieza del acelerador
  • Es más caro

La principal diferencia entre uno y otro, es que el sensor de movimiento mide tu rapidez de pedaleo y en función de ello actúa el motor, en cambio, el sensor de torque tiene en cuenta el esfuerzo que ejercemos siendo el arranque del motor más progresivo y de una forma más natural.

Otra diferencia, es que al tener sensor de torque no te hará falta la pieza del acelerador ya que la reactividad es muy rápida, tan solo pisar el pedal y ejercer presión ante éste la bici se pone en marcha. 

En cambio, con el sensor de movimiento es muy recomendable poner un acelerador para cuando te encuentres una subida hacer que sea más rápida la reactividad del sensor.

Por último otra diferencia que marca definitivamente si poner un sensor u otro es el precio.

El sensor de torque es mucho más caro, en cambio, el sensor de movimiento o de cadencia es muy económico y para muchos usuarios tiene unas prestaciones más que suficientes.

Además que este tipo de sensor en los últimos años ha mejorado considerablemente gracias a los nuevos controladores y al aumento de los imanes haciendo que la respuesta sea mucho más ágil.

Convierte tu bici de montaña en una eléctrica en menos de 20 sencillos pasos

Ahora viene los más importante una vez tienes todas las piezas que necesitas, así que te vamos a enseñar a cómo convertir tu bici en una eléctrica en menos de 20 pasos:

  1. Carga la batería para ver si funciona (el cargador está incluido)
  2. Atornilla el controlador de abordo o display a su soporte. Lo montaremos en el manillar teniendo cuidado con las abrazaderas ya que son delicadas si las apretamos mucho.
  3. Si la botonera es externa también la colocamos junto a la empuñadura tal y como hemos comentado anteriormente. IMPORTANTE comprobar que una vez la pongas puedes  mover la palanca de las marchas
  4. Quitamos la empuñadura derecha, ayúdate con alcohol para que deslice fácilmente.
  5. Coloca el acelerador, luego la presilla y volvemos a montar el mando del cambio de marchas seguido de la maneta del freno. Ya puedes volver a poner la empuñadura, al igual que antes,  ayúdate del alcohol para que se deslice más fácilmente.
  6. Desmontamos el disco de freno y el cassette de los piñones de la rueda de nuestra bici. Extraemos la cubierta y el fondo de llanta que nos servirá para la rueda nueva que ya viene instalada con el motor.
  7. Limpiamos bien con alcohol la nueva rueda para colocar el fondo de llanta y la cubierta. Introducimos la cámara, pasando la válvula por su perforación. Cerramos la cubierta
  8. Volvemos a montar el cassette de piñones en la rueda motor y el disco de freno. Como solo hay una dirección no nos equivocaremos.
  9. Montamos la rueda en nuestra bici apretándola bien.
  10. Atornillamos el soporte de la batería al cuadro y colocamos la batería en su soporte.
  11. Ahora vamos con la instalación del sensor. Primero desmontamos la biela con el extractor de bielas.
  12. Sacamos la cazoleta del pedalier y fijamos el sensor de pedaleo en esta cazoleta.
  13. La volvemos a poner apretando bien y engrasando la rosca. IMPORTANTE: la posición del cable debe ser hacia dentro y hacia arriba.
  14. Montamos el disco magnético a  no más de 2mm del sensor y respetando la dirección del giro. Montamos el pedal.
  15. Fijamos la caja de la controladora. Si tu cuadro no tiene más perforaciones para sujetarla puedes utilizar unas bridas metálicas.
  16. Llevamos los cables a la controladora, enchufamos y fijamos. Introducimos la controladora en su soporte.
  17. Fijamos los cables con bridas al cuadro para que no queden sueltos.
  18. LISTO!!!! ¡Infla las ruedas y a probar que todo va perfectamente! 

Si aún sigues teniendo alguna duda o eres de los que prefiere ver un vídeo, dale a este enlace y vas a poder montar tu kit de conversión de bicicleta eléctrica en un momento y sin ningún tipo de complejidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación y desplazamiento entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar